Según publica hoy El Correo de Andalucía, los nazarenos de la Hermandad del Sol se soltarán la cola del hábito penitencial en un punto concreto de su recorrido el próximo Sábado Santo en señal de duelo por la muerte del Señor, una costumbre secular en Sevilla, perdida a finales del siglo XIX.

Al parecer, la idea de recuperar esta estampa casi olvidada de la Semana Santa de Sevilla procede del director artístico de la corporación que asegura que esta práctica aún puede admirarse hoy día el Viernes Santo en la localidad de Olivares, cuando la hermandad de la Soledad desfila por la plaza de España, lugar en el que los nazarenos se sueltan la cola rizada del hábito penitencial y las arrastran por el suelo en señal de luto hasta dar la vuelta a la plaza (conocida también como “Vuelta del Caracol”).

 
0129.jpg 0130.jpg
 

A %d blogueros les gusta esto: