NUESTROS SAGRADOS TITULARES EN SUS RESPECTIVOS ALTARES EN PASCUA DE RESURRECCIÓN

NUESTROS SAGRADOS TITULARES EN SUS RESPECTIVOS ALTARES EN PASCUA DE RESURRECCIÓN

Nuestros Sagrados Titulares en sus respectivos altares en Pascua de Resurrección.

CARTA DE AGRADECIMIENTO DEL HERMANO MAYOR

CARTA DE AGRADECIMIENTO DEL HERMANO MAYOR

Después de haber vivido intensamente este Viernes Santo atípico, y sin embargo  espléndido,  quisiera hacer llegar a todos vosotros, hermanos y devotos de Nuestros Sagrados Titulares, mi más sincero y emocionado  agradecimiento.

Es el segundo año consecutivo en el que Nuestras  Veneradas Imágenes no salen en procesión por causa de esta pandemia que nos está sacudiendo con dureza y que, pese al tiempo transcurrido desde su inicio, no logramos superar. Cierto es que hemos vivido un Viernes Santo lleno de restricciones impuestas por las circunstancias sanitarias,  pero,  a diferencia del pasado año, en este sí que hemos podido contemplar y venerar a  Jesús Nazareno y al Santísimo Cristo Yacente, y a Su Bendita Madre , la Santísima Virgen de los Dolores, y  mostrarles la fe que le profesamos.

La respuesta del pueblo  ha sido extraordinaria.  Sería difícil describir con  palabras el cúmulo de emociones y sentimientos contenidos que reflejaban los rostros de tantas y tantas personas, a las que no les importó guardar una larga cola para poder  acceder al templo y poder contemplar  a Nuestras Sagradas Imágenes, colocadas y ataviadas especialmente para la ocasión. Ha sido una prueba de amor y de auténtica  devoción hacia  Ellos, que casi nos ha hecho olvidar las duras circunstancias por las que estamos pasando.

Desde aquí quiero mostrar nuestro más sincero y emocionado agradecimiento a todos:  a la comunidad parroquial,  a las autoridades municipales,   a las hermandades,  a las asociaciones,  a las cuadrillas de costaleros, a las bandas, a los coros de la Hermandad, a los hermanos y devotos…,  en definitiva a todos los que nos habéis acompañado en este Viernes Santo tan especial, por ese enorme gesto de sensibilidad,  de amabilidad y de  generosidad que habéis tenido con  esta gran familia que es para todos nosotros  la Hermandad de la Soledad de Olivares.

Con el convencimiento de que pronto volveremos a la normalidad, y con el  deseo de que el próximo año podamos vivir una Semana Santa plena, me despido de todos vosotros con un fraternal abrazo , confiando en que la protección de Nuestras Veneradas Imágenes nos asista  en estos duros momentos que nos ha tocado vivir.

El Hermano Mayor
Gabriel Ibáñez Ortiz

NUESTROS SAGRADOS TITULARES PODRÁN SER VISITADOS JUEVES Y VIERNES SANTO

NUESTROS SAGRADOS TITULARES PODRÁN SER VISITADOS JUEVES Y VIERNES SANTO

Nuestros Sagrados Titulares aparecen en sus altares, engalanados de forma especial, preparados para recibir las visitas de fieles y devotos durante a partir de hoy. La Hermandad ha tenido en cuenta las disposiciones diocesanas al respecto y guardará las correspondientes medidas de seguridad anti covid. Agradece además,  de forma especial, la disposición del Sr. Cura párroco,  que ha permitido que celebremos este encuentro con los hermanos en la forma acostumbrada, aunque con las debidas precauciones por el estado actual de la pandemia.

El trascoro de la colegial estará abierto para las visitas desde las 10.30 de la mañana hasta la hora de la celebración de los Santos Oficios.

HORARIOS APERTURA DE LA PARROQUIA: SEMANA SANTA 2021

HORARIOS APERTURA DE LA PARROQUIA: SEMANA SANTA 2021

Los próximos Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección, nuestros Sagrados Titulares se expondrán en nuestra Parroquia para todos los hermanos y devotos.
 
La entrada y salida se hará por la Plaza Jesús Nazareno, cumpliendo con el aforo máximo establecido y las normas de seguridad vigentes
 
El horario de apertura de la Parroquia será de 10 y media de la mañana a 5 de la tarde, Jueves y Viernes Santo. Mientras que el Domingo de Resurrección será de 10 y media de la mañana a las 2 de la tarde.
 
Además el Viernes Santo, una vez finalizados los oficios, tendremos una oración penitencial con todos los hermanos y devotos que deseen acompañarnos.