XXXVII CONVIVENCIA NACIONAL DE HERMANDADES DE LA SOLEDAD

XXXVII CONVIVENCIA NACIONAL DE HERMANDADES DE LA SOLEDAD

Un grupo de 58 asistentes se desplazó a San Fernando la mañana del Sábado para visitar los principales monumentos del centro histórico, el Museo Naval y el Panteón de Marinos Ilustres. La tarde estuvo dedicada a Cádiz donde, tras un tour por la ciudad, visitaron la Catedral y el Museo Diocesano.

La jornada del domingo se inció con la asistencia a la Misa Pontifical oficiada por el Obispo de Cádiz. Tras el almuerzo, el grupo de desplazó a Jerez donde pudo disfrutar de una visita panorámica del centro de la ciudad y pasear por sus calles.

0194 0195
0196 0197

Besamanos en el trascoro

En 1973, a causa de las obras de restauración de la Parroquia, se celebró el besamanos de la Santísima Virgen de los Dolores en el trascoro de la iglesia, delante del altar de la Carbonera, donde se también se ofició la Solemne Función de los Dolores Gloriosos, a la que asistieron los fieles desde la Plaza de Jesús Nazareno.

La Cofradía, por la tarde

En 1974 y 1979 llovió el Viernes Santo. La Junta de Gobierno de entonces decidió hacer de forma extraordinaria la Estación de Penitencia el Sábado Santo, saliendo a las cuatro de la tarde con el fin de estar de regreso en el templo antes de la celebración de la Vigilia Pascual.

Los claveles de plástico

Debido a las dificultades económicas de la época, a mediados del siglo pasado, el monte de corcho del paso del Señor se adornaba sólo con claveles artificiales a los que el recordado Pedro Delgado (q.e.p.d.) ponía unas gotas de “esencia de clavel” para que parecieran naturales.

La tómbola

Desde mediados de los ochenta, el grupo joven de la Hermandad organizaba una tómbola benéfica durante la Feria de Agosto. Desde primeros de julio recorrían el pueblo con una furgoneta recogiendo los regalos que luego numeraban y organizaban en lotes para cada día de Feria.